El Pasado día 26 de mayo de 2012, se inauguró la restauración de la Atalaya de Liceras, asistiendo al acto Vicepresidente 1º del Senado, Don Juan José Lucas y las personalidades representativas de las instituciones Provinciales, Don Antonio Pardo, Presidente de la Diputación Provincial, Don Manuel López, Delegado Territorial de la J.C. y León y Doña Mª José Heredia, Subdelegada del Gobierno en Soria.

 

También asistió el anterior Delegado territorial, Don Carlos de la Casa actual Jefe del servicio Territorial de Cultura de la J.C. y León.

Al acontecimiento acompañaron algo más de 150 personas dentro de las cuales se encontraban Diputadas y Diputados provinciales así como Alcaldesas y alcaldes de diferentes localidades de la provincia.

 

No faltaron al acto ninguno del equipo técnico y de profesionales que han intervenido en la restauración.

El Presidente de Tierras Sorianas del Cid, Don Millán Miguel, el Arquitecto, Don Julián Gallardo, el Arqueólogo de la empresa Areco, Don Alberto Sanz y el Contratista de la empresa Construcciones Rafael Vega, Do José Luis Vega; a los que el Alcalde, Don Timoteo Arranz les hizo entrega de un recuerdo de la Atalaya.

 

También acompañó Don Antonio Jiménez, representando a Doña Elvira Jiménez anterior propietaria de la Atalaya quien recibió por parte del Alcalde un recuerdo de la Atalaya.

 

El mismo recuerdo le entregó a Doña Carmen y Don Jesús, herederos de Doña Rosa Montejo Arranz, anterior propietaria del edificio colindante a la Atalaya.

 

La opinión generalizada de los acompañantes al evento coincide que fue un acto emotivo, entrañable y muy ameno.

 

Terminado su discurso El Alcalde, dio la palabra a Don Alberto Sanz, arqueólogo de la empresa Areco, quien le hizo entrega de un recuerdo de la Atalaya, dándole las gracias en nombre de todo el equipo técnico y de los profesionales que han intervenido en su restauración.

 

Seguidamente el Alcalde fue dando la palabra, en primer lugar al Vicepresidente 1º del Senado, Don Juan José Lucas. Seguido del Presidente de La Diputación Provincial, Don Antonio Pardo. Posteriormente habló la Subdelegada del Gobierno en Soria, Doña Mª José Heredia. Y por último, tomó la palabra el Delegado Territorial de la J.C. y León en Soria, Don Manuel López.

 

Todos y cada uno de los intervinientes, elogiaron la restauración de la Atalaya y felicitaron el empeño puesto para conseguirlo de la Corporación Municipal y de todos los habitantes de Liceras. 

Terminado el acto de inauguración el Ayuntamiento ofreció un vino español a todos los asistentes en las instalaciones deportivas.

 

Por este medio y seguidamente se copia el discurso literal, del Alcalde.              

DISCURSO DEL ALCALDE

Buenos días y un saludo muy cordial para todos los asistentes a este acto de inauguración de la restauración de nuestra Atalaya.

Hoy quiero agradecer la compañía del Vicepresidente 1º del Senado, Don Juan José Lucas, que ha tenido la gentileza una vez más de acompañarnos a este acto al igual que en otros que se han celebrado en nuestro Municipio.

Juanjo, espero que te sientas como nosotros te consideramos, un hijo más del pueblo de Liceras.

Para todos los vecinos del Pueblo es un honor y siempre te recibiremos con los brazos abiertos.

Gracias a las personalidades de las distintas instituciones Provinciales que hoy nos honran con su presencia en este acto tan emotivo para nuestro pueblo.

Al Presidente de la Diputación Provincial de Soria, Don Antonio Pardo. Al Delegado Territorial de la J.C. L. en Soria Don Manuel López y a la Subdelegada del Gobierno en Soria, Doña Mª José Heredia. Bien venidos.    

También quiero agradecer la compañía del Jefe del Servicio Territorial de Cultura de la J.C. Y León en Soria, Don Carlos de la Casa, por su asistencia al igual que en otros acontecimientos, en años anteriores.

Para mí, es una satisfacción vernos acompañados de diputadas y diputados Provinciales, de Alcaldesas, Alcaldes y de representantes de otras instituciones. Muchas gracias a todos.

Evidentemente que no puedo olvidarme de dar las agracias a todos los amigos de diferentes lugares de la provincia, que han decidido acompañarnos en el día de hoy.           

Es la primera vez que tengo el honor de dirigirme a tantas personas ilustres. Y ya que tengo esta oportunidad, quiero expresaros a todos dos deseos.

Me gustaría que este acontecimiento que estamos celebrando no se quedara en una mera inauguración de un monumento más; por que entonces nuestro objetivo sería incompleto.

Mi 1º- deseo, es tener apoyo, dentro de vuestras competencias y responsabilidades políticas, para publicitar este tipo de monumentos en diferentes medios, con carteles en otros edificios turísticos, en las oficinas de información y Turismo y en puntos estratégicos de las vías de comunicación. Resumiendo: fomentar y atraer el turismo rural a nuestros pueblos y con eso conseguiremos que tengan vida y no mueran. Aunque yo considero que los pueblos no se mueren por si solos; creo que no hacemos lo suficiente para evitarlo.

Soy consciente que los habitantes de la provincia de Soria estamos muy repartidos en muchos pueblos pequeños, pero no debemos olvidar que somos Ciudadanos con derechos y obligaciones lo mismo que los de pueblos y ciudades más grandes.

Nuestros Ayuntamientos no son un coste gravoso al Estado, puesto que ni el Alcalde ni concejales cobramos un céntimo y prestamos todos los servicios básicos a los Ciudadanos incluido el sueldo del Secretario.         

Los Alcaldes y Concejales que nos presentamos en estos pueblos, es por que estamos convencidos que el día que desparezcan nuestros Ayuntamientos los pueblos irán desapareciendo. Nosotros no necesitamos grandes cosas, nos conformamos con poco para ser felices.           

Por tanto mi 2º- deseo es que hagamos; porque podemos y debemos hacer mucho por nuestros pueblos.

Con estos dos deseos de recibir vuestro apoyo, tengo el convencimiento que evitaremos que nuestros pueblos desaparezcan y por ello os reitero mi agradecimiento.

Desde aquí también quiero solicitar la atención a los medios de comunicación, para que nos tengan un poco más en cuenta en sus crónicas, resaltando el encanto de nuestro entorno, nuestras rutas turísticas, las fiestas patronales y otras obras sociales y culturales que realizamos durante el año, tanto el Ayuntamiento como las distintas Asociaciones culturales y deportivas, para el interés de los Ciudadanos de distintas edades.

Por definición soy un hombre optimista por lo que estoy seguro que entre todos podemos conseguirlo.

Gracias.

Considerando que una obra de estas características no se hace de manera improvisada, permitirme que agradezca nombrando a cada uno de los que han intervenido y han hecho posible la restauración de este monumento milenario.

Varias generaciones hemos ido viendo como en el transcurso del tiempo, la Atalaya se iba deteriorando y todos los habitantes del pueblo sabíamos, que o tomábamos alguna medida o terminaría desapareciendo por derrumbe. 

En la legislatura anterior esta corporación se regía por Concejo Abierto y en un pleno de la Asamblea Vecinal en el 2008, se tomó la decisión por unanimidad de dar los primeros pasos para su restauración. A partir de aquí este Ayuntamiento ha puesto todos los medios a su alcance, además del gran esfuerzo económico que ha supuesto para nuestra entidad. Por todo, hoy es un día que recordará el pueblo de Liceras y muy especialmente el que os habla como Alcalde del mismo.

No me cabe ninguna duda, que ha valido la pena ya que era muy necesaria su restauración con el fin de conservar una parte del Patrimonio Cultural de Liceras y un símbolo histórico para sus Ciudadanos.   

En primer lugar como no podía ser de otra manera, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a mis conciudadanos, por su apoyo y darme su confianza, legando en mi persona para realizar las gestiones que considerara oportunas hasta conseguir el objetivo que nos habíamos planteado.

En segundo lugar quiero dar las gracias y mi reconocimiento al secretario interventor de esta Corporación, Don Pablo Moreno Montejo, por su apoyo sin reservas en estas gestiones, así como la realización de los trámites administrativos.

Mi agradecimiento a Don Eduardo España secretario interventor, que prestó sus servicios en este Ayuntamiento, de abril a agosto del 2008, por el interés que tomó en ayudarme en los primeros trámites y que fueron muy importantes.

La primera gestión por mi parte fue ponerme en contacto con la Delegación Territorial de Patrimonio Cultural, donde me informaron que para percibir cualquier tipo de subvención al respecto, necesitábamos imprescindiblemente dos cosas. Primera: la Atalaya tenía que ser propiedad del Ayuntamiento. Segunda: redactar un Plan Director.

Quiero recordar que en el mes de junio del 2008, fue el primer contacto que mantuve con la anterior propietaria de la Atalaya, exponiendo la situación de la misma y cuales eran los planes del Ayuntamiento.

Le informé del estado ruinoso que se encontraba y la necesidad de restaurarla.

Le comuniqué que dado las características de la misma presuponía que su coste de restauración sería elevado y habría que recurrir a algún tipo de subvención económica y que para conseguirla, la propiedad debía ser y ante Notario del Ayuntamiento.

Expuestos mis razonamientos le dije que lo pensara y lo más pronto posible me comunicara su decisión.

Recuerdo que a los pocos días me comunico, que había decidido donar la Atalaya en favor del Ayuntamiento de Liceras y que cuando lo estimara oportuno podíamos comenzar  los trámites legales que hubiere lugar.  

Dicho esto, en nombre de todos los hijos de Liceras y de manera muy especial en el mío propio, ha llegado el momento de dar las gracias a la anterior propietaria de la Atalaya, Doña Elvira Jiménez Rodríguez, por su predisposición y su generosidad.   

Por razones ajenas a su voluntad, le ha sido imposible acompañarnos. Pero en su nombre nos acompaña su sobrino Don Antonio Jiménez, al que le agradezco su presencia y le hago entrega de un recuerdo de la Atalaya para que doña Elvira, siga considerándola suya al igual que nuestra y con este recuerdo reciba el cariño del pueblo de Liceras, y este aplauso.

Una vez conseguido el primer punto, me puse en contacto con los arqueólogos de la empresa Areco con el fin de llevar a cabo el segundo. La redacción del Plan Director.

Los primeros contactos fueron en abril o mayo del 2009, para tratar de lo que pretendíamos hacer con la restauración, el importe de la redacción del Plan Director y que facilidades nos daban para la financiación del mismo.

Hechas las valoraciones me comunican que el Plan Director ascendía un coste importante pero que me facilitarían el pago.              

El Ayuntamiento de Liceras, hizo frente a la totalidad del pago, gracias a que siempre ha tenido y tiene las cuentas saneadas.

Bien es verdad que hubo que posponer otros objetivos.

El comportamiento por parte de los de Areco en aquel momento, fue muy importante para mí y como es de bien nacido ser agradecido, Hoy quiero reiterarles públicamente mi agradecimiento, por su profesionalidad del trabajo bien hecho y por sus informaciones cuando se les ha requerido incluso en algún pleno de la Corporación Municipal.

Ellos son: Alberto Sanz, Juan Pedro Benito y Carlos Tabernero a los que les hago entrega de un recuerdo de nuestra Atalaya y un aplauso.

Cuando se hizo el estudio de la restauración, se llegó a la conclusión que el edificio colindante, el cual su estado era una ruina total, era imprescindible desescombrarlo para poder acceder al interior de la Atalaya. Pero claro debía ser propiedad del Ayuntamiento.

Localizados a los herederos de la titular Doña Rosa Montejo Arranz, les expuse lo que pretendíamos hacer y para ello necesitábamos que nos vendieran su propiedad.

Se les hizo una valoración justa contando con el importe del desescombro y gastos administrativos. Se les comunicó la oferta y nos contestaron aceptándola.

El pueblo de Liceras agradece a los Herederos de Doña Rosa Montejo Arranz,  Don Jacinto, Doña Carmen, Doña Matilde, y a los nietos Doña Rosa y Don Jesús, por su buena voluntad al aceptar nuestra oferta de compra venta.

Quiero agradecer a Doña Carmen y a Don Jesús la gentileza de acompañarnos en representación del resto de familiares, a los que les hago entrega de un recuerdo  de la Atalaya de Liceras, para que siempre recuerden que su generosidad valió la pena.

Un aplauso para ellos.    

Había que mirar la manera de financiar la restauración y para ello me puse en contacto con la dirección de la Asociación Tierras Sorianas del Cid, donde me informaron que tenía que hacer una solicitud, explicando las obras que pretendíamos llevar a cabo y la documentación que deberíamos presentar para que a través del programa LEADERCAL, fuera posible la financiación del 90% sin IVA, de la restauración de la Atalaya.  

Al Presidente de la Asociación Tierras Sorianas del Cid Don Millán Miguel Román, todos los vecinos de este Municipio queremos expresarte nuestro agradecimiento y lo hagas extensible a la junta que presides, por que sin vuestros informes favorables a nuestro proyecto y todos los trámites necesarios para tal fin, no hubiéramos podido ver cumplido nuestro objetivo.

Quiero expresar mi reconocimiento a todo el equipo técnico de Tierras Sorianas del Cid y agradecer a su Gerente Don Javier Martín por su asesoramiento tanto a nivel personal como en un pleno de esta corporación.

Tengo que decir, que ¡tela! la cantidad de papeles que piden y lo meticulosos que son  en cotejar los mismos. Pero es verdad, que están ahí para todo y solucionar cualquier tipo de problema que pudiera surgir. Destacando con la agilidad que se han resuelto nuestras ayudas en el pago, que ha permitido que la obra se pudiera ejecutar con garantías sin comprometer las finanzas del Ayuntamiento.

Por todo ello, reitero las gracias a la directiva y a todo el equipo técnico, con la entrega de este recuerdo de nuestra Atalaya y con el, recibir mi cariño y el  de todo el pueblo de Liceras, con un fuerte aplauso.  

Por último, quiero dar las gracias a los profesionales que han intervenido en la ejecución de la restauración de la Atalaya, por su profesionalidad y el interés puesto por parte de todos  para que viéramos cumplido nuestro objetivo satisfactoriamente.       

Al arquitecto ejecutor del proyecto, Don Julián Gallardo, al que le hago entrega de la Atalaya en pequeño, para que conserve un buen recuerdo que no dudo que así será. Gracias Julián.

Al Contratista, de la empresa Construcciones Rafael Vega, Don José Luis Vega, con el mismo cariño que el a puesto para que la ejecución de la obra fuera de nuestra satisfacción.

Quiero que trasmitas mi agradecimiento a todos los operarios que han intervenido en este proyecto.

Al aparejador Don Luis Llorente, por su constancia conjuntamente con nuestro arquitecto, todas las semanas la supervisión minuciosa de cualquier detalle del proyecto de restauración.   

A los albañiles. Don Inocencio Salas, Don Secundino Salas y Don David Camarero. A los de (Cerrajerías Metálicas, Don Guillermo Fildeira y Don Sergio Mata y al electricista de Goelux, Don Antonio Dueñas.

 

Para que tengas un buen recuerdo de Liceras te entrego un símbolo del mismo que es su Atalaya.


Galería de Imágenes

Comparte esta Página